ROMA LUZ, C.F.
  Artículo nº 6. El entrenador de fútbol base
 
Autor: Argelio González Rodríguez
El entrenador de fútbol base
 
 
Una de las preguntas que siempre hago a los alumnos en la primera clase de Psicología del Deporte (Nivel I) es si realmente creen que para entrenar a niños y jóvenes es necesario poseer la Titulación de Entrenador de Fútbol Base.
 
  
Es habitual que la gran mayoría de estos alumnos hayan entrenado o estén entrenando a equipos de niños o jóvenes. La palabra "experiencia" parece ser el denominador común en sus respuestas que anteponen a la necesidad de formarse para ser Entrenador de Fútbol en la Escuela de Entrenadores.
Me gustaría compartir con todos los lectores de esta página un fragmento de la Carta 2 de Jorge Bucay de su libro "Cartas para Claudia" que analiza esta "experiencia" que muchos "entrenadores" sin formación específica utilizan como coraza.
Jorge Bucay dice así: 
 
ACTO PRIMERO
 
(La esposa ha cocinado un hermoso jamón al horno para su marido por primera vez-por primera vez el jamón no el marido...)
 
ÉL (lo prueba).- Está exquisito. ¿Para qué le has cortado la punta?
ELLA.- El jamón se hace así.
ÉL.- Eso no es cierto. Yo he comido otros jamones asados y enteros.
ELLA.- Puede ser, pero con la punta cortada se cocina mejor.
ÉL.- ¡Es ridículo! ¿Por qué?
ELLA (duda).- Mi mamá me lo enseñó así...
ÉL.- ¡Vamos a casa de tu mamá! 
 
ACTO SEGUNDO
 
(En casa de la madre de Ella)
 
ELLA.- Mamá, ¿cómo se hace el jamón al horno?
MADRE.- Se adoba, se le corta la punta y se mete en el horno.
ELLA (a ÉL).- ¿Has visto?
ÉL.- Señora, ¿y por qué le corta la punta?
MADRE (duda).- Bueno... El adobo, la cocción... ¡Mi madre me lo enseñó así!
ÉL.- ¡Vamos a casa de la abuela!
 
ACTO TERCERO
 
(En casa de la abuela de ELLA)
 
ELLA.- Abuela, ¿cómo se hace el jamón al horno?
ABUELA.- lo adobo bien, lo dejo reposar tres horas, le corto la punta y lo cocino a horno lento.
MADRE (a ÉL).- ¿Has visto?
ELLA (a ÉL).- ¿Has visto?
ÉL (obstinado).- Abuela, ¿para qué le corta la punta?
ABUELA.- Hombre, le corto la punta para que pueda entrar en el horno! Mi horno es tan      tan pequeño...
 
Mi pregunta para estos "entrenadores" y, sobre todo, para los directivos de estos equipos es la siguiente: ¿cómo podemos distinguir ese conocimiento adquirido y utilizado como "experiencia" de la estupidez e ignorancia absoluta? ¿Qué experiencia es esa?
 
 
Evidentemente, lo peor que le puede suceder a un "entrenador" sin formación es creer que su trabajo es el adecuado basándose exclusivamente es sus años como "entrenador", en esa "experiencia".
 
 
No podremos mejorar el fútbol base si no exigimos que nuestros jugadores, hijos e hijas sean entrenados por una persona cualificada para esa labor.
 
 
Mixel Erxarri, en la mesa redonda que se realizó durante la presentación del III Torneo Internacional Ciudad del Drago, manifestó que no sólo se tendría que clasificar a los entrenadores en base a su nivel formativo adquirido en la Escuela de Entrenadores, sino también clasificarlos en función de su formación académica.
 
 
En nuestros equipos de fútbol base hay una filosofía un tanto absurda. Es habitual que el entrenador con más cualificación se haga cargo del equipo representativo de ese club, y aquéllos que no la poseen sean los responsables de los equipos que comprenden las edades más tempranas (benjamines, alevines, etc.). ¿No sería esto una contradicción teniendo en cuenta la necesidad que existe en estas edades de llevar a cabo un proceso de enseñanza-aprendizaje eficaz y coherente?
 
 
Para mejorar el fútbol base debemos hacer un esfuerzo para cambiar muchas incoherencias que limitan el rendimiento deportivo de estos jóvenes deportistas, y no sólo su rendimiento deportivo sino también su crecimiento y desarrollo personal. Por ello, debemos exigir un cambio de actitudes y de normativa que garantice la integridad deportiva y personal de nuestros jóvenes deportistas canarios.
 

 
 
  Han entrado 150426 visitantes (421956 clics a subpáginas) en nuestra web  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=